En un trayecto interminable en el que un equipo de rodaje grababa un documental, Marta, la única mujer, se debate entre luchar o dejarse violar por los diez etíopes que les acaban de secuestrar.

Sinopsis

Marta y sus compañeros ruedan un documental en Kenia y Etiopía. A un kilómetro, después de haber pasado la frontera, se encuentran con diez etíopes armados con Karasnicov que les obligan a desviarse del camino. Durante el trayecto del secuestro, el primer miedo de Iris es ser violada, y ante la impotencia que sienten sus compañeros que no pueden hacer absolutamente nada, Iris se debate entre dejarse violar para que no la maten o luchar hasta hallar la muerte para que esa situación acabe lo antes posible.

Fronteras es una historia contada desde tres puntos de vista a modo de flashforwards que explora los miedos y la forma de encajar una misma situación que tienen cada uno de los personajes principales.

basada en hechos reales

Viajar a África, siempre fue mi gran sueño, y en 2004 pude cumplirlo. Se me dio la oportunidad de rodar un documental que retrataba a todas las tribus que nos encontrábamos por nuestro paso, muchas de ellas situadas en lugares recónditos. En ese viaje, que duró casi un mes, nos ocurrieron muchas cosas. Estuvimos muchas veces en peligro, pero sin duda, la situación más dura en la que me encontré fue la que trato de contar en esta historia.

Cuando una mujer se ve en una situación así, lo primero que piensa es en que va a ser violada. Mi sorpresa fue cuando me supe que a mis compañeros ni se les había pasado por la cabeza. Me di cuenta entonces de lo sola que me encontraba, ya no solo por sabía que ellos no podían hacer nada ante lo que era previsible que ocurriera, sino porque para mi, y creo que para todas las mujeres, ante una situación así, ser violada es el primer miedo que surge antes incluso que la muerte. Este cortometraje pretende reflexionar sobre los distintos puntos de vista y cómo reaccionamos ante una mismo hecho. Una mujer en una situación así reflexiona sobre estas tres posibilidades: “Puede que no pase nada…”, “Me van a violar, mejor me dejo para que no me hagan daño” y “No pienso soportar esto… prefiero luchar aunque me maten”.

proyecto apadrinado por JAIME CHÁVARRI

Como buen Padrino de este proyecto Jaime Chávarri ha supervisado dede el principio el guion de FRONTERAS. Gracias a su enorme experiencia en el mundo cinematográfico y en concreto el dominio que tiene a la hora de trabajar los personajes,  hemos podido analizar juntos el texto y personalmente beneficiarme de todas sus indicaciones y consejos.

fotografía

A través de la cámara y la luz, buscaremos retratar la asfixiante situación y cada una de las subyugadas emociones que viven los protagonistas.

El espacio retratado se convertirá en un personaje más dentro de la historia. El sol abrasador del África ecuatorial y la sequedad, se reflejarán en los tonos y fondos que acompañarán a los personajes a lo largo de toda la narración.

Durante los espacios narrativos más sosegados, se tenderá a la ausencia de movimiento dejando que la situación se desarrolle dentro del cuadro o a los movimientos de acompañamiento muy suaves, mientras que según evoluciona la narración, la cámara pasará a salir del trípode generando un mayor dinamismo, pero sin ser demasiado violento.

lenguaje de cámara

Se tratará de una cámara respirada, que genere cierta tensión, cierto desasosiego, pero que no tome demasiado protagonismo que pueda llegar a distraer al espectador.

La cercanía a los personajes se convertirá en algo fundamental a partir de un momento. Cada una de las tramas está contada desde un punto de vista y esto quedará reflejado en el uso de la cámara que nos aproximará al personaje principal en cada momento.

La altura de cámara buscará estar en el ángulo de visión de los protagonistas, pero los secuestradores tenderán a ser retratados desde un ángulo ligeramente contrapicado, pudiendo llevarse al límite en algún momento para dar lugar a una sensación de mayor desasosiego y opresión.

la luz

Estamos en África y el sol castiga a quien se atreve a cuestionar su dureza. Las pocas sombras que se divisan son densas frente a la intensidad de la luz.

El contraste entre las partes directamente bañadas por el sol y las que quedan ocultas es muy alto, pese a lo cual nunca dejamos de poder ver con claridad los rostros, y los rasgos de cada personaje ni de cada textura. Es clara la dureza de una luz cálida, claramente marcada por el polvo, fruto de la aridez del terreno.

tonos y texturas

Predominan los tonos cálidos del terreno, que se entrelazan con notas de color en el vestuario de los autóctonos, que aunque toma distancia de las terrosas y casi monocromas prendas de vestir de los occidentales, salvo alguna excepción no transitan los tonos saturados. Los tejidos de algodón, impregnados en polvo parecen ásperos a la vista, la tierra lo inunda todo y los metales de vehículos y armas, contrastan con las maderas en abalorios y detalles tradicionales de los locales.

dirección artística

Desde el departamento de arte el objetivo principal será dotar al cortometraje de la estética puramente realista que su cruda historia requiere. Para ello nos apoyaremos en las localizaciones e intervendremos en ellas para recrear el ambiente desértico de la geografía etíope.

El todoterreno tendrá una gran importancia en nuestra historia. Es el que nos transporta de un punto a otro de la narración, donde convergen todos estos puntos de vista. Será ambientado adquiriendo los colores del desierto de Almería, y en su interior veremos el equipaje y los elementos que han acompañado a nuestros personajes durante todo su viaje, mostrando el tiempo que ha pasado desde que comenzaron su aventura.

En cuanto al tratamiento del color En cuanto al tratamiento del color llevaremos a cabo una evolución cromática acorde a la estructura tan peculiar de nuestra historia. Así, pese a que todo el cortometraje se englobará en una paleta de color común, ésta irá variando ligeramente dependiendo del punto de vista en el que nos encontremos en la narración.

La paleta de color general nos vendrá dada por las localizaciones reales del desierto de Almería: tendremos colores terrosos y cálidos que irán desde el crema hasta los ocres más anaranjados.

Durante la narración y ensoñación de Marta, la única mujer entre nuestros protagonistas, los amarillos se potenciarán y transformarán en colores más anaranjados y rojizos, reflejando su sentimiento de peligro.

Cuando veamos la historia desde el punto de vista de Ángel, el extranjero europeo que cree solucionar todo con dinero,  tendremos una pequeña variación en el color, y los amarillos tenderán a ser más verdosos.

Cuando nos sumerjamos en la visión de Abdulhak veremos un ambiente cromático con ligeros toques azules. Crearemos así una distinción clara entre su visión y las de Ángel y Marta, cuyas paletas son análogas y ven a Abdulhak como el enemigo, cuando la única intención de éste es ayudar a su pueblo a sobrevivir.

música

El tema de Marta definirá un personaje de carácter marcadamente aventurero, valiente y arriesgado: Marta es una mujer decidida, inteligente y empoderada que no tiene miedo a enfrentarse a las adversidades. Este tema sufrirá distintas alteraciones durante la narración musical, adoptando protagonismo en ciertos momentos y  enfrentándose en ocasiones al contratema, rivalizando con él por ganar la batalla narrativa.

Por otro lado, Abdulhak es  un personaje complejo en el film y muestra dos caras. Por un lado la cara que imagina Marta, le define como cruel y despiadado, un hombre que no duda en usar la fuerza para conseguir sus intereses,  dominado por instintos primarios y animales. Por otro lado está su verdadera cara, una persona protectora de su pueblo, familiar y piadosa, que lucha por salvar de la muerte a sus semejantes.

Estas dos caras serán definidas y argumentadas desde la música usando de dos formas distintas un mismo motivo musical. Una primera versión oscura y tensa, desordenada y provista de disonancias que hará las veces de contratema enfrentándose al tema valiente y decidido de Marta. Y una segunda versión más cabal, luminosa, armoniosa que le atribuirá al personaje una definición totalmente opuesta a la primera.

A su vez se musicalizará la línea de créditos, marcando un ritmo lento y positivo, haciendo énfasis en la luminosidad del desierto y un guiño a los sonidos musicales de Kenia, sin dar ninguna pista del argumento del guion. También se introducirá un motivo musical sutil que constará de tres grupos de patrones ternarios y un último golpe musical final que definirán la cuenta de 10 hombres que lleva Marta durante la historia.

equipo artístico y técnico

 

marta: ERIKA SANZ

emilio: RAFAEL ROJAS

 

directora: VIOLETA BARCA-FONTANA

guionista: VIOLETA BARCA-FONTANA

director fotografía: MANUEL DEL MORAL

directora arte: ALBA ENGEL

musica original: ENRIQUE GARCÍA REQUENA

1er ayudante dirección: JOSEMARI MARTINEZ

script: REBECA ALONSO

vestuario: NOELIA LEBRATO

maquillaje y fx: ANTONIO NARANJO

editora: VIOLETA BARCA-FONTANA

productoras: SONIA BAUTISTA y VIOLETA BARCA-FONTANA