Pieces of New York es un documental de arte y ensayo. Artistas que exponen su capacidad de renunciar a todo por su arte, mezclando imágenes del Nueva York de hoy con las de los años 70 utilizando películas de super 8mm que por casualidad la directora encontró filmadas por su propio abuelo.

trailer

Pieces of New York es una pieza intimista donde se presentan a artistas que exponen su capacidad de renunciar a todo por su arte. Es un collage de imágenes que mezcla el NY de hoy con el NY de los años 70, utilizando películas en 8mm que por casualidad la directora encontró filmadas por su abuelo.

Pieces of New York es la tercera pieza de una trilogía que pretende estudiar el proceso creativo. Es una carta de amor a Nueva York, lugar dónde muchos artistas convergen con un mismo fin, conseguir de su arte una realización personal. A su vez se hace una reflexión sobre cómo ha cambiado la ciudad utilizando imágenes filmadas en súper 8mm en los años 70 por el abuelo de la directora, un cineasta que no pudo dedicarse a su pasión, el cine, y dónde la directora compara su propio trabajo con el de él reflexionando sobre sus inquietudes y tratando de adivinar las de su abuelo.

notas de la directora

Mi primera intención con esta película fue escribirle una carta de amor a la ciudad que me había dado cobijo durante cuatro años y de la que había aprendido tanto, Nueva York. Es muy difícil describir lo que esa ciudad ha significado para mi y ya habiendo acabado la película todavía dudo de si habré conseguido plasmar del todo ese sentimiento tan profundo que siento por la ciudad.

Al visualizar las imágenes que rodé durante esos cuatro años me di cuenta de que en el fondo no me había alejado, en ningún momento, del tema central que ha captado mis últimos trabajos por lo que decidí completar la trilogía sobre el proceso creativo.

Esta trilogía que la componen: mi cortometraje de ficción Color Thief (2013), mi cortometraje documental Quixote in a fragmented world (2014) y este largometraje Pieces of New York (2017), tratan de encontrar respuesta a algo que para mi sigue sin tener sentido ¿Por qué dedicarse al arte?.

Es evidente, dado que es complicadísimo vivir del arte, que tiene que haber una fuerza superior para poder seguir empujando o tirando de ese carro tan pesado y decidir seguir creando a pesar de lo que eso conlleva. Renunciar a una vida más holgada, por ejemplo, a la tranquilidad de una vida más ordenada, controlada, es algo a lo que cualquier artista tiene que enfrentarse. Entonces, ¿por qué continuar?. Las respuestas son varias y todas ellas muy difusas pero la más común es que no existe otra alternativa.

La película presenta distintas secuencias de la vida cotidiana de estos artistas que viven en Nueva York, utilizando el montaje como otro personaje más de la historia. En mi afán de sacar al espectador del letargo en el que creo estamos inmersos últimamente en esta era de Internet, decidí crear una línea NO narrativa. Un montaje contemplativo de la ciudad que invita al espectador a la reflexión mezclado con bruscos cortes de imagen y sonido que esperan conseguir despertarles de esa modorra. La idea es no dejar que el espectador se acomode, que tenga la necesidad de estar siempre alerta, obligarle en cierto modo a tener una mirada auto reflexiva utilizando un ritmo que no es armónico sino que tiene parones, metáfora del metro de Nueva York, que es el elemento que utilizo de transición entre escenas para mostrar el submundo de la ciudad, el “underground”, esos artistas que no tienen voz.

Esas escenas, donde parece que no se dice nada es dónde realmente se dice todo, al igual que en los planos deliberadamente prolongados de la ciudad, parece que no ocurre nada pero es ahí dónde sucede todo, solo hay que tomarse un poco de tiempo y, es cierto que quizás con algo de esfuerzo, para poder verlo. Y es que es así mi manera de entender el cine, donde el discurso está en realidad en lo que no se cuenta. “Cine de lo Invisible”. Para mi el cine es eso, el cine es lo que no se ve, lo que no se vislumbra a primera vista, pero como en las salas de proyección, con solo introducir un poco de luz ya se genera la magia… Esas conversaciones aparentemente intranscendentes, esos parones contemplativos dónde parece que no pasa nada, simplemente la ciudad, es dónde se encuentra el verdadero discurso de la película.

 

En definitiva he pretendido hacer una película más reflexiva y no tanto explicativa, dónde la importancia esté en las sensaciones arriesgándome, conscientemente, a que éstas no siempre tienen por qué ser buenas….

cast & crew

directora: VIOLETA BARCA-FONTANA

guionista: VIOLETA BARCA-FONTANA

cámaras: CHEM-CHEM / RAFAEL FONTANA

cámara segunda unidad: JONATHAN CURTIS

editora: VIOLETA BARCA-FONTANA

musica: ZÉ LUIS

sonido: JORDI RABASCALL

etalonaje: SONSOLES GALINDO

vfx: JAVIER RUEDA

JONATHAN CURTIS (fotógrafo)

VANESSA CALDERÓN, Irene (actriz)

ZÉ LUIS, himself (saxofonista)

ROBERT JANZ, himself (grafitero)

FILIP POGADY, himself (violinista)

NOEMI PÉREZ SEGURA (cantante)

MATT METZGARD (batería)

JASON GOODROW

PETER SPAGNUOLA

MICHAEL STEWART

PABLO AZCURAIN

ILONA GRANET (pintora)

CLARISSA JACKS, Mary (galerista)

NEREA MORENO HERRANZ, rapsoda

VIOLETA BARCA-FONTANA, voz off

RAFAEL FONTANA, voz off

RALPH M. JONES (flauta)

KENNY WESSEL

ÁLVARO GONZÁLEZ

JOHN STEVENS

RYAN LUIS

ALBERT ALABEDRA (guitarrista)

ADAM RUDOPH, himself (Drums)

KAORU WATANABE, himself (Flute)

MICHEL GENTILE, himself (Flute)

MIA WALLINGTON, herself

FRANCESCA SANTOS, herself

CURTIS, Homeless

MARC, Homeless

ROBIN MARTIN, Lily